Alguna vez, algun di­a Alhamí estara contigo en ...

viernes, 9 de octubre de 2009

Quizás sí sean signos de amor o no más, amoldamiento?

.




entrar es fácil... salir es difícil...


¿y si fue todo una actuación?
¿y… si es mentira?
y peor aún: ¿si en realidad ya sabíamos ke era mentira y nos kedamos allí porke era preferible?

–digo, afuera hacía frío, allí también, pero al menos allí había todavía alguna ke otra posibilidad…-
(de percibir algo cálido)



era de noche como siempre ke es de noche
-como siempre ke se está escribiendo y las letras encienden esa oscuridad ke se necesita para colorear las imágenes-.
y no había nadie. y me saké de encima los recuerdos y las emociones esas ke ya no emocionan. me vestí de otro. no porke hubiese kerido ser otro ke no soy, simplemente para ser otro ke yo mismo. otro del ke soy.
y me fui…



porke, si lo pensamos, así haya sido todo mentira… me estaba mintiendo a mí. o sea ke me tenía en cuenta…
se finge para adiestrar a los perros –se finge enojo, se finge dulzura, se finge interés-,
se finge para demostrar lo bien ke nos han adiestrado, se finge para establecer un código ke hasta puede ser ley...
si fingimos estar felices probablemente seamos felices de verdad.
si, jajaja ¡probablemente!




me fui porke estaba aburrido –aunke creo ke en realidad fingía estar aburrido porke en verdad estaba triste-. y estaba solo, así ke me fui a recorrer las distintas maneras de estar solo.

y cuando alguien se me acercaba yo fingía ser yo mismo -así no corría peligro mi verdadera identidad, hecha de escombros y sobre todo de soledad-.

y fingiendo ser yo mismo me fui modelando –porke de esto ke cuento ya ha pasado mucho tiempo-. y mientras más me modelaba más comprendía de cómo eran los demás, y más me dejaba modelar por los demás –al fin y al cabo, no se trataba de mí a kien modelaban-.

seguí probándome máscaras y recorrí distintos escenarios –calles, bares, grupos, licores y alguna ke otra cama-. recorrí distintas sensaciones. recorrí las mañanas, la arena, pero sobre todo las noches en bisel. (esas en las  que intenta revelarse el ajetreo de los ángeles) 

bebí lunas. tragué tiempos. y seguí… -igual: hecho de trozos de otros y de soledad-.

alguna vez llegó alguien.
yo escuchaba siempre los ruidos desde atrás del decorado.
escuchaba el filo amarillo de la guadaña
el rechinar de los dientes al dormir
el olor a flores marchitas en los bares de putas.
por eso desconfiaba de cualkiera ke venga desde ese lugar
 desde atrás del escenario.
pero al cerrar los ojos y recorrer el tiempo hacia atrás,
alguna ke otra vez, me dejé tocar
y hasta pude acariciar.
alguna vez…

… - ¡concha floja!, - le dije- . no porke me importara. realmente no me interesaba si era floja o si estaba o no con otro hombre… siempre y cuando esté conmigo. pero de pronto se me cruzó la idea de ke a ella sí podría importarle…
así ke simulé.


ella me lo agradecía todo el tiempo. y se sentía kerida. sentía ke a mí me importaba mucho –nunca supe si lo fingía o si realmente era así, kizás a ella le pasaba lo mismo ke a mí, y simplemente nos estábamos amoldando a una obra teatral escrita en la cultura-.

lo cierto es ke a mí me importaba a veces, otras veces no –estoy hecho en parte de soledad, en parte de olvido-.


mi reclamo hacia ella era mucho más primario. no se trataba de formar o fortalecer o reformar algún “mi”. yo lo único ke kería era ke se kedara conmigo para tener a kien mostrarle mis juguetes, ke por ese entonces eran mis máscaras.


y jugamos un tiempo, hasta ke ella se cansó –debo admitirlo: soy un pésimo actor-.
se alejó.
me dejó sin juego que jugar.

me dejó un buen tiempo tratando de recolectar algunos “mi”. yo anduve buscando la estela de su reflejo, buscando en burdeles actrices ke kisieran representarla a ella  –y a mi obra con ella-.
¡y nada!

a las mascotas se las adiestra fingiendo…

¡ke duro es pensar ke el otro estuvo todo el tiempo simulando y disimulando! vendiéndonos ideas de bellezas impecables.
imágenes inmaculadas. sus similes de verdades absolutas. (en medio de un afan absolutamente falso).
falacia infinita (entre desfaces)
ke sensación de soledad…
...
...y añadió: 
-- no podrás ver mi faz... pues
el hombre no puede verme y vivir--...
(Éxodo, XXXIII, 20)
.
.

13 comentarios:

*oºoºLokura Esquizofrenikaºoºo* dijo...

a las mascota no se les adiestra fingiendo, las mascotas no son tontas y se dan cuenta, son mas astutas que el dueño, a las mascotas nu mas... hay que darles mucho cariño abrazarlas, y conversarles, no necesitas cursos, no necesitas bosales, no necesitas correas, ni collares... no mas basta un abrazo y decir.. te quiero... al menos asi... adiestre a muchas mascotas... ahora bien, respecto a lo de fingir lo que realmente no eres, pero siendo quien eres, me pasa algo similar sabes? digo la vida es como una obra de teatro... donde nos disfrazamos y nos llenamos de personajes, pero no mas somos... porque yio tambien puedo ser cualquier cosa... asi que ... cual es el problema... lo importante es la intencion y lo del corazon, porque al final, no habra tiempo para arrepentimientos, ni solucionar nada, el valor de los sentimientos propios de cada ser, es lo que evaluaran, y simplemente hay dos cosas.. que pueden saber el verdadero valor... de lo que existe dentro de ti

un abrazo fuerte y una sonrisa de wena onda jajajaja cuidate! chaop!

MAR dijo...

Pase lo que pase...yo siempre quiero estar contigo.
Besos dulces y primaverales para ti.
mar

malena dijo...

Suenas muy desilusionado, amigo, qué te anda pasando?
Y, a las únicas "mascotas" que se las adiestra fingiendo es a las humanas; es eso o la esclavitud.
Un beso.

Guerrera de la LUZ dijo...

Hola amor!

Yo creo que dentro de la absoluta soledad que todos llevamos a cuestas, nos vamos amoldando a los demás para sobrevivir a esta "mala noche en una mala posada" que es la vida (citando a Santa Teresa de Jesús, que por cierto hoy celebramos su fiesta).

Es duro estar aquí, pero el tiempo pasa, y la eternidad espera.

Te he dicho ya que me muerooooooooooo de ganas de darte un abrazo?

Siempre junto a ti.

Te quiero, vampiro wapo.

malena dijo...

Gracias por la invitación pero, seré curiosa... por qué esa manía de aparecer y desaparecer???
besitos lindo!

Cecy dijo...

hay una soledad que siempre nos acompañara en este viaje, solo que cuando alguien se pare y te mire, devolvele una sonrisa.

Y el que te has ido ha sido tú, pibito.
Yo siempre te espero.

Besos.

Catalina Zentner dijo...

Ke locura, Strigo, lo bueno es que estás de vuelta.

Abrazos,

Catalina Zentner dijo...

Tomo la palabra: te espero en Buenos Aires.

Abrazos,

elisa...lichazul dijo...

ser y no parecer es la idea
pero es difícil encontrar la punto de diferenciación,porque todos somos y parecemos ser concientes e inconcientes a la vez

todos decimos algo y hacemos algo parecido pero no exacto a lo que digimos , siempre hay matices que nos descolocan
porque somos falibles ,somos errantes en ideas y en sentires
somos siempre levadura y cambio

♫♫cambia ...todo cambia♫♫

besitos de luz
que rrrrrrrrico verte dar nuevos pasos fuera de tu cripta vampirito bello

KALISTA dijo...

Tambièn suelo irme de vez en cuando algun lugar...
Siempre vuelvo.... abrazo tu alma.

SUSANA dijo...

Tus letras no fingen.

Así como algunos actores, de tanto ser otros, suelen olvidarse de quiénes son en realidad, así los seres humanos en general, domesticados por la sociedad que les tocó en suerte, también cometen el mismo pecado.

El duro oficio de vivir se lleva como se puede, Querido Strigo, también la soledad.

El tiempo -sabio por cierto- nos ayuda a comprender y comprendernos, perdonar y perdonarnos y también nos ayuda a mirar en nuestro interior honestamente y responder preguntas (algunas).

Te abrazo con cariño Amigo!

Mar y ella dijo...

Tus palabras,son más que palabras desilucionadas es un sentimiento que se le ha arrugado el corazón...



Mariella

Catalina Zentner dijo...

Vengo a dejar constancia de mi reclamo.
Quiero seguir leyéndote.

Saludos y felices fiestas, vampi.