Alguna vez, algun di­a Alhamí estara contigo en ...

lunes, 30 de marzo de 2009

Invitación al Teatro de las Sombras

...



entrar es fácil... salir es difícil...

El Teatro de las Sombras recreado de las fantasias de la princesa Ligeia me lleva del mundo fantasmagorico de Poe al trasmundo mágico de Ietzirah




Ligeia-Gem-Raphaela



…a las doce menos un minuto hizo su aparición en el recodo de aquella callejuela el carruaje de la princesa Ligeia, que se detuvo exactamente a las doce en punto de la media noche, delante de la estatua erigida en honor del legendario cacique Ilzi Huicatzit. al abrirse las dos portezuelas simultáneamente, apareció el cófrade de la Princesa, un siniestro engendro de Iván Tresquetecho, mejor conocido como “Iván el terrible”, quien me invitó a abordar el fúnebre coche tirado por seis caballos negro azabache, sin percatarse que el indio de las tierras guasirucas por virtud de la rama de acacia se había desdoblado por un lado en Strigolugius el osado, vehemente vampiro en carne y hueso y por otro en Klaus, etéreo y protoplasmático, el observador y relator de estos esplendores.

1147315856_f






Una vez dentro del coche Strigolugius se acomodó en medio de dos hermosas doncellas ke emitían deliciosos aromas de anais anais quienes amablemente procedieron a vendar sus ojos, mientras yo invisible flotaba en su aliento y nos enrumbábamos hacia el mítico y ya legendario “Teatro de las Sombras”. Todo aquello me llenaba de una mórbida curiosidad...

¿Sería aquel un viaje sin retorno? ¿Sería el palacio de los dramas tal como lo pintaban? Imaginaba a Ligeia como una imponente figura teatral, una mujer de mucha belleza, sofisticada o más bien extravagante, capaz de las más audaces excentricidades.



1147571236_f


…al llegar, fui conducido en mi real desdoblés vampírica, del interior del coche a un pasadizo lóbrego, húmedo y sombrío, donde se me despojó de la venda, una delicada cinta color púrpura que se guardó en el corpiño una de las exquisitas damiselas que enseguida tras una leve reverencia desaparecieron, quedando junto al conde de las tieniebals la figura enjuta del que se hizo llamar así mismo “el edecán”, llegamos ante una puerta labrada en bronce y después de tres toques asestados con un aldabón, alguien desde adentro con una voz estentórea solicitó la palabra de pase… El edecán dijo deletreando con sonido gutural… E – D – O – M… al instante y como por arte de magia la pesada puerta giró sobres sus goznes y se abrió con lento chirrido franqueándome la entrada al umbral del regio recinto en cuyo palco principal estaba la anfitriona central de aquel espectáculo, la princesa LIGEIA flanqueada por el mítico Demonio de la luz fiera, el Arcángel Gemónides, jefe de las huestes celestiales de los “sin cielo” que a su vez era flanqueado por la semidiosa Raphaela.

1147391618_f1148788483_f1147391617_f



¡Bienvenido seas! dijo una voz dulce con el meloso tono de una flauta, la cual me sonó como a sueños de cristal en medio de la gran Babylonia. Todo estaba en penumbra y el cuerpo de Ligeia la dramaturga chisporroteaba como si tuviera prendido al cuerpo miles de luciérnagas. Su cabeza era impresionante circundada por un aura de rayos serpentinos y su cuerpo orbitado por un halo de cuervos revoloteando y detrás de sus hombros completamente plegadas, le caín sus alas transparentes de libélula.

El ambiente era tan surreal que costaba dar crédito a todo aquello que más bien parecían invenciones de una mente enfermiza al borde de la esquizofrenia. El vampiro sintió un duro estremecimiento y como que tenía un garfio en la garganta. A todos debía ocurrirles lo mismo menos al Arcángel de las tres máscaras embozado en una túnica azul con cuello dorado que remataba en una capucha roja que le cubría la cabeza y parte del rostro.

1148095941_f1148247166_f

l
En el palco opuesto logré reconocer a mi “alter ego” el célebre príncipe de los condenados Nosferatu lider de los demonios de la luz ultravioleta y posteriormente jefe de las huestes de los “sin Hades”, se encontraba flnakeado por dos preciosidades, justo a su lado derecho se encontraba la ninfa de las aguas subterráneas, Paulee, quien lucía una diadema de rubíes de extraño color escarlata encendido que semejaban gotas de sangre y unos enigmáticos brazaletes negros con ribetes carmesíes; a su izquierda estaba la altiva amazona Verena, cuyos ojos de esmeralda refulgían en variados tonos tornasoles.

1146109661_f


El recinto muy amplio estaba abarrotado de estrambóticos personajes representativos de las raleas más inverosímiles. El aire era pesado saturado de incienso y amenizado por las cadenciosas notas de una extraña melodía “El templo de los secretos interpretada magistralmente por el grupo Karva Karva.

Strigolugius había llagado de incógnito, sin armas de ninguna especie, solo le acompañaba la leontina de oro de su abuelo paterno, que a su vez era relicario y talismán, oculto bajo la capa escarlata y un pequeño bolso con sus inseparables yerbas mágicas, propias de su oficio de kabalista, gurú y chamán. Fue así que después de un breve lapso de presentaciones dio continuidad el fantástico espectáculo que estaba en escena.

Ligeia ocupó el centro del estrado circular, a la luz negra de un foco de rayos equis y desde ciertos ángulos se transparentaba en tanto rodeada a cierta distancia por un círculo de 12 doncellas ataviadas sin otra prenda que un antifaz color jade y todos comenzaron a vitorear frenéticamente con una sucesión de mantram al ritmo de la música de los "4 elementos" mientras los aplausos se apagaban lentamente, se escucharon estas palabras…


- Majestad, sabe que me complace tener aún el alma en el pellejo
Y ahora deseo divertiros con una adivinanza
¿Sabéis qué es lo que guarda esta joroba horrible y prominente?
Por un instante ke pareció interminable reino un pesado silencio
¿No lo sabéis? Pues, la cabeza de mi anterior amo,
tirano derribado del trono por su pueblo.

Ahora Gemónides... Sé uno de tus secretos...
En mis páginas encontrarás las consecuencias del hecho…

El divino gran jorobado le hizo una señal al Vampiro para que ocupara el podio donde yacía el libro sagrado, abierto en el salmo 119. Strigolugius sintió un hervor de sangre, pero sereno se adelanto con paso firme y solemnemente tomo el otro libro, en cuyo empaste reza "ZOHAR", ante la expectación del ángel amortajado y los que ocupaban el pandemonium.

1146089531_f

Ligeia dio su aprobación balanceando su fino medallón de los hebreos en exquisita simetría diabólica... y llevando las imágenes de Dios y su cruz hacia lo alto, completó con un gesto voluptuoso de sus labios el ademán. Yo tomaba nota y el vampiro leyó no lo ke estaba previsto… sino, esto otro

1149306148_f


“1. Tradición: / “El libro del misterio de los misterios y el libro que describe la liberación de la balanza.

2. Tradición: / “Antes de que la Balanza fuera / el Rostro no miraba al Rostro /

3. Y los primitivos Reyes murieron / y su alimento no volvió a encontrarse / y la tierra quedo desolada. /

4. Hasta que la Cabeza apetecida por el deseo universal / hubo preparado y comunicado vestiduras de honor.

Ante esta sucesión incoherente y grandiosa de símbolos abruptos todos quedaron perplejos como deslumbrados por un destello nuclear, y como si sus conceptos del bien y el mal, hubiesen quedado pulverizados. Muchos demonios huyeron hacia sus criptas, aterrorizados por el relampagueo de poder en esas palabras sentenciosas. Entonces el Gran demonio jorobado, extrajo la horrenda cabeza que yacía bajo el manto de su joroba y al instante se metamorfoseo en un bello Arcángel de Luz esplendente y todos corearon ¡Gedeón, Gedeón!… ¡GEDEON!

1147924675_f


Entonces a un gesto suyo la princesa Paulee se desprendió del demonio Nosferatus y se posicionó delante del Arcángel, quien enternecido le entregó el horrendo trofeo cefálico. Y ella venciendo su repugnancia colocó la cabeza sobre un atril de plata, se hizo un silencio sepulcral... la cabeza movio sus fauces y comenzó a hablar y con voz de trueno dijo, trataré de interpretar estas figuras e hizo la siguiente interpretación:

En primer lugar: ¿Qué debemos entender por liberación de la Balanza? En el libro del esplendor se da el nombre de “Balanza” a la pareja humana, al hombre Varón y al hombre Mujer armónicamente unidos.

Por tanto, el primer versículo nos enseña que el Libro del misterio se refiere a la ley de la Pareja.

Mas el nombre de la Balanza no es conferido a toda suerte de parejas. Se haya reservado a la Pareja perfectamente equilibrada, a la unión armoniosa.

La cabeza después de una pausa volvió a hablar y dijo.

Por consiguiente, dice el segundo versículo; “Antes de que la Balanza fuera, el ROSTRO no miraba al ROSTRO”.

Estos dos rostros son la Madre y el Padre, lo femenino y lo masculino como manifestación intrínseca inherente al Absoluto, el Gran Arquitecto del Universo, el Dios de los Elohim y de los dioses menores. Y representan la Sabiduría y la Inteligencia, el Padre y la Madre.

Antes de la era de la Pareja perfecta, los dos principios: Masculino y femenino, no estaban armonizados, y, para traducir al lenguaje familiar el antiguo símbolo, diremos: “se dan la espalda” por eso no se pueden su rostros mirar cara a cara.

De este desacuerdo provienen las fatalidades, la caída y los abortos de los procesos formativos de la era imperfecta. Los reyes de EDOM (Edom representa a la materia, por oposición al Israel simbólico, que representa el espíritu) simbolizan en el libro de los Esplendores la “Era” de la discordia y de la “materia”.

devil%26angel


Es por lo cual no pueden subsistir, siéndoles imposible crear algo estable y orgánico.

El tercer versículo lo certifica: Y los primeros Reyes (es decir los reyes de Edom, los principios de la vida material y confusa), murieron, y sus alimentos no volvieron a encontrarse (los medios de subsistencia les faltaron), y la tierra fue asolada (el término tierra debe tomarse en su acepción simbólica más amplia y significa cualquier mundo o parte de un mundo, su esfera política, económica, social, cultural “como así mismo por mundo se denomine una sociedad o el mundo); Continuo exponiendo la cabeza en tono solemne y parco:

En lenguaje moderno diríamos, el medio donde sólo actúan los principios materiales y de concurrencias inarmónicas amenazados de ruinas y cuantos apoyos pudieran serles útiles se desvanecen y desmoronan.

Esta “Era” dolorosa es como este teatro, en el que, el drama continúa hasta que, la “CABEZA APETECIDA POR EL UNIVERSAL DESEO”, es decir, Deseo se interpreta como la voluntad amorosa de la Corona magna de Dios, Kether el absoluto, y la manifestación de las iniciativas que derrama, sobre sus criaturas, y es hasta que, La Voluntad suprema prepare y comunique Vestiduras de Honor”; en otros términos: Hasta que se adapte a las almas y a los mundos confiriéndole sus atributos (carácter) en forma susceptible de ser comprendida y poseída, y de trasformar, por imitación, los seres a su creador para ser imagen.

<ADN2


Podríamos sintetizar el sentido de los cuatro versículos de este modo mientras aún se escuchan los acordes musicales de los cuatro elementos:

En un medio cualquiera: sideral, planetario, social, incluso teatral, la era grosera y primitiva durante la cual los seres no se modelan sobre la ley Divina, es condenada a la guerra y a la muerte exterminadora; las Potencias masculinas y femeninas se hallan en desacuerdo, y todos los esfuerzos no producen más que, el desmoronamiento y la impotencia. Esta era concluye cuando Dios se expresa, en la naturaleza y el Hombre, por Leyes armónicas que adaptan la voluntad del Absoluto con el entendimiento y el corazón de lo creado, y fundamentan la paz en el equilibrio y el amor Celeste. Entonces serían llevados fuera del mundo, más allá del tiempo del reloj biológico, y de todo espacio imaginado

Así habló sin recelo la cabeza de uno de los reyes de Edom aguijoneado por el tardío arrepentimiento. y después que la cabeza sangrante hubo hablado le toco el turno de entrar en acción a la princesa de las amazonas kien demostrando un aplomo absoluto tomo la cabeza la enarbolo por momento, mientras se escuchaban vítores a coro, y luego la devolvió a su suerte ruin dentro de la joroba.

...de ese modo la función tocó a su fin, la reina del teatro hizo un gesto de despedida y el Arcángel se ocupó de restaurar a los demonios a sus elementales faenas.

Gedeón volvió a transfigurarse en el Gran jorobado. el príncipe de las tres máscaras Gemónides retomo su figura de arcángel negro y se hundió en una fosa secreta bien dismulada en el proscenio. por un largo minuto flota el misterio,
se encienden y apagan focos, enseguida se escuchan gritos desgarradores y un relampago de hielo deslumbra con una serie de fogonazos, luego todo keda sumido en una oscuridad impenetrable poblada de demonios en celo, buscando el curso de su gloria y de su infierno.

ahora el sueño y la muerte ya nada tienen que decirse. aunke no todos la comprendan a cabalidad, ahora ya todos conocen el origen de la pesadilla... progresivamente todos abandonan la sala, en tanto Strigo se retira en compañía de la nocturnal ninfa Paulee que sonreía vagamente haciendo chispear sus místicas pupilas y la monumental Verena engalanada de pálidas lágrimas fecundas… poco a poco en medio de una densa niebla sus siluetas se fueron desvaneciendo mientras se marchaban a un lugar inexistente.


Y al caer el TELON… se escucha como una oración de fondo…


Cuando el hacha del verdugo
caía en la testuz del bufón de palacio,
un soplón del monarca bajó presuroso
a las mazmorras
y devolvió la vida al enano y curcuncho
¡Alto! gritó desde los últimos peldaños
de la escalinata...
Mi señor comprendió finalmente
la gracia del chascarro
que a su oído contaste...




...
..
.

2 comentarios:

Dulces pensamientos dijo...

jajajaja te quedo genial gracias por la denominacion de ninfa... logre entender la escencia de todo... gracias por hacerlo un poquito mas grafico... sabes? eres algo asi como un maestro sabes? yo se que me ves como una pendeja o como tu dices una chamaca... si quiza lo soy... pero eso no cambia mucho las cosas lo sabias verda??

Strigolugius dijo...

.


...sólo pocos traspasan mis fronteras y tú ya lo has hecho kerida princesa...


no, no creo verte como supones, para mí tú te reconoces en mi dolor y en mi sentir. io nunca he esperado nada preconcebido, sólo contemplarte y ver tu sombra sin doblez, tal y como te me has mostrado