Alguna vez, algun di­a Alhamí estara contigo en ...

viernes, 5 de diciembre de 2008

La historia de Akasha

...



entrar es fácil... salir es difícil



La historia de Akasha

Hace 6.000 años, el Antiguo Egipto se llamaba Kemet, y era
gobernado por Enkil, hijo de una familia en la cual reinaba el matriarcado. Para asumir el trono se casó con Akasha, de la familia real de Uruk (en el valle del río Tigris y Eufrates), anexando sus tierras conformaron un fuerte imperio. Con la unión con Akasha también ingresó la beneración a la diosa de la buena tierra, Innana, imponiendo sus creencias, aboliendo la ley que permitía la ingesta de carne humana (cosa bastante popular, y principal razón del asesinato a los sobranos), implementando la momificación para enterrar a los muertos (antes los familiares se comían a los suyos en un "banquete funerario". Akasha siempre tuvo un espíritu internacionalista (parece que la globalización viene de esa época ñ___-), y organizó legiones para imponer la abolición del canibalismo en pueblos cercanos (sobre todo aquellos que cazaban humanos para luego ingerirlos).

Enkil, si bien era el auténtico gobernante, jamás tuvo el carisma de Akasha, quien lo manejaba como quería para cumplir con sus deseos, uno de ellos fue su curiosidad acerca del mundo "místico", lo que la llevo averiguar sobre ésto.

A la reina de lleguaron noticias de dos poderosas brujas (Maharet y Mekare), quienes podían hablar con los espírtus, conmocionada Akasha envió tropas para invitarlas a su corte, pero éstas la rechazaron, enojada, pero aún intrigada Akasha envió tropas a su pueblo para traerlas a la fuerza con la excusa de que eran comedores de carne humana. Cuando el éjercito llegó, interrumpió el funeral de su madre, y masacraron a todos los presentes (niños y ancianos también) porque lo exhigía la guerra santa contra los caníbales, y se llevaron a las gemelas a Kemet. Una vez allí les preguntó acerca de los dioses, y los espíritus, ante las respuestas de éstas (de que los dioses no existen y que los espíritus son inferiores a los humanos y son bastante infantiles) toda sus creencias (que la verdad era que no creía pero ni ella se dió cuenta) se vinieron abajo, eso sumado a las acusaciones de hipócrita y malvada hizo que ésta firmara la sentencia de muerte en las gemelas. Poco después revocada por la furia de los espíritus, por lo cual para dejarla en libertad el rey Enkil debía saber que eran inofensivas, por lo que ordenó a Khayman violarlas frente a toda la corte. Pero no todos los espíritus se fueron, Amel, el que pica, permaneció atormentando a los soberanos porque era un espíritu maligno que no obedecía (Ok, sí cuando le convenía) a las gemelas, atacando a Kahyman quien lastimó a las brujas. Los reyes vieron acá la oportunidad de aprender más sobre los espíritus, ambos entraron en la residencia de su fiel servidor para hablar con él y convencerlo que les sirva. Sus acciones fueron aprovechadas por conspiradores amantes del canibalismo, quienes con la excusa de que los había matado el espíritu sediento de sangre, podrían llevar a cabo su traición. Allí apuñalaron al rey y a la reina, recibiendo ésta última una ráfaga de ataque de Amel, en la cual el espíritu se "llenó" de sangre y se fusionó con ésta, permaneciendo en su corazón y su cerebro.

Así nació el primer vampiro. Viendo morir a su rey, Akasha le dió su sangre convirtíendolo a él también. Pero la sed era demasiado poderosa al comienzo, y tanto el sol como el fuego los lastimaba, por eso los soberanos hiciron traer devuelta a las pelirrojas. Ellas les informaron que para aplacar la sed tendrían que hacer más como ellos, porque el espíritu es demasiado grande y quiere expanderse.

Akasha y Enkil al comienzo se negaron a realizar más transformaciones, acusando a las gemelas de malvadas, porque no creían que eran elegidos por sus dioses. Además la reina vió en el interior de Mekare que ella deseaba su ruina, por lo tanto ordenó la ejecución de las hermanas. Pero antes hizo que a Mekare le cortaran la lengua y a Maharet le sacaran los ojos, y las encerró para quemarlas al día siguiente. Esa misma noche, Akasha y Enkil decidieron probar lo que las brujas les dijieron, y convirtieron al fiel Khayman en vampiro, éste horrorizado por la traición de los soberanos a los que había servido por tanto tiempo transformó a Mekare y Maharet y organizó con éstas una revolución.
Después de varios siglos, y con la evolución de su progenie, Akasha y Enkil se volvieron estatuas vivientes, no necesitando más la sangre para subsistir, y fueron puesto al cuidado de diversos vampiros, quienes creían que el origen de todo era Enkil (condenados machistas!!!!), ya que si algo les sucede a los Padres, lo mismo le pasará a sus Hijos. Un día uno de sus guardianes se cansó de cuidarlos y los puso al sol, debido a esa acción miles de vampiros en el mundo murieron quemados. Por eso el recién convertido Marius viajó a Egipto siguiendo las órdenes telepáticas de Akasha para sacarlos de allí, y ponerlos a salvo (el sol sólo los tostaba, no les hacía ningún daño). Así Marius (a comienzo con la ayuda de Pandora y Flavius) los sacó de allí y los resguardó por más de 2.000 años. Durante ese tiempo, conservaron su apariencia de estatuas y ni siquiera se mosquearon cuando Maharet le clavó un cuchillo en el corazón a la reina.

Luego, se supo que ellos contemplaban el mundo a travez de los ojos de los mortales.
Todo era relativamente tranquilo hasta que Lestat fue llevado ante los soberanos. Fascinado por la reina, le besa en los labios y ella le revela su nombre, después éste regresa y toca el violín para ella, ésto causa que ella se despierte lo abrace y le haga beber su sangre legendaria (mientras ella bebe la suya). Todo ésto ocurre en frente de Enkil, quien despierta y trata de matar a Lestat, pero es salvado por Marius, amenazandólo con que tanto él como Akasha lo dejaran si lo liquida.

Lestat después de ésto se marcha con destino al Nuevo Mundo.
En 1985, Akasha despierta al escuchar las canciones de Lestat (por entonces ídolo de rock), mata a Enkil chupándole toda la sangre (dejándolo seco), destruye el santuario, y encierra a Marius en el hielo. Luego comienza a matar a todos los vampiros, dejando vivos sólo aquellos muy poderosos, y aquellos a los que Lestat aprecia, planeando usarlos como sus "ángeles" que la ayudarían a formar un nuevo orden mundial. Su plan consiste en eliminar al 99% de la pobalción mundial masculina, origen de todos los asesinatos, violaciones, y toda la miseria según ella.

A pesar de que ella insistía que sería un Edén para la población femenina, en realidad lo que la impulsaba era su deseo de poder y dominio, en 6.000 años no había madurado anteponiendo sus deseos egoístas y escondíendolos de tal manera de que ni ella misma los conocía. Después de su concierto, ella secuestró a Lestat, para que en su nombre matara algunos hombres en nombre de "la guerra divina". Pero no puede convencer a los otros a que la apoyen, y también pierde a su Príncipe que a pesar de su amor por ella la enfrenta. Ésto la enfurece de tal manera de que estaba dispuesta a matarlos a todos, en ese momento llega Mekare dispuesta a cumplir con su promesa de matarla y la empuja hacia una pared de cristal, con ésto ella es decapitada. Antes de que todos perecieran, Maharet le saca el cerebro y el corazón y se los sirve a su hermana, quien realiza el banquete funerario comiéndoselos. Así nace una nueva era para los vampiros, con Maharet como la guía y Mekare como la nueva reina de los condenados.

2 comentarios:

ana paula diavala dijo...

mmmmm
cuesta a veces entender , se dificulta la lectura ,
seguramente yo soy muy tonta o escribes extraño en este post

que mala es esa akasha , casi es peor que yo , me gusta en algunos aspectos .

ahora entiendo el nombre que se puso una neurotica que conozco
esa no es reina de nada eso si ,
solo una histerica

hay algo extraño en tu blogito ,

no se qué es , engendro

sigo leyendoooooo

Strigolugius dijo...

waooo, me has dejado sorprendido mi diva de los infiernos.

...puedo sentirte… puedo sentirte… en todo sentido. exhalas una belleza única, ke engendra en mí un chorro de dulce amargura sabiendo ke me estás leyendo y io sin poderte clavar mis colmillos en la parte mas ocura de tu diavolica preciosura


jajaja si, conozco también a una akasha blogger, sin duda ha de haber más de una en el aliño…


PD: mmmm... de más está ke te diga, ke no eres nada tonta cariño